Qué hacer si hay un incendio

Para preservar la vida y ayudar a los damnificados. 

En cualquier momento puede suceder un incendio. Cuando esto acontece, lo primero que siente nuestra naturaleza humana es terror y a la vez el instinto de conservación aflora para buscar cómo proteger la vida. Seguramente nadie está preparado en el momento, pero si sabemos que hacer si hay un incendio, cómo prevenirlos, las posibles causas y la manera correcta de actuar en una conflagración, lograremos no solo salvar la vida y bienes sino que tendremos la posibilidad de ayudar a muchas personas en estos casos.

Es conveniente saber que los incendios se clasifican en cuatro grupos de acuerdo al material que los puede producir.

1. Cuando lo producen materiales sólidos como madera, textiles, papel, hule, basura y similares. El agua es el agente extintor más abundante y económico, pero solo es efectivo en incendios de esta clase.

2. Cuando es por líquidos combustibles e inflamables y gases, como: aceites, gasolina, pinturas, lacas, grasas. No se debe aplicar, porque el agua ayuda a extender más el fuego (El agua y los aceites no se mezclan).

3. Por equipos eléctricos de baja tensión con riesgo de electrocución. Fuego en alambres, cajas de fusibles, equipaje eléctrico y otros de orígenes de electricidad. No emplear, porque puede generar electrocuciones.

4. Por metales combustibles y en compuestos químicos reactivos, que requieren de agentes extintores especiales.

Lo que debemos saber para prevenir un incendio.

· Estar siempre alerta. La mejor manera de impedir los incendios, es la prevención.
· Aprender a manejar un extintor.
· Tener a mano un extintor, linterna, botiquín, parlante, radio, y otras herramientas que puedan servir para avisar del peligro.
· Conocer, difundir y tener a la vista los teléfonos de los bomberos, la Defensa Civil, la Cruz Roja y de un servicio de urgencias y ambulancias que puedan acudir en el momento de la emergencia, para que todos sepan dónde acudir y que hacer en caso de incendio
· Nunca deje niños encerrados, pueden ser víctimas de un incendio y no tendrán forma de escapar a las llamas.
· Antes de salir de casa, lugar de trabajo o estudio, cerciórese que nada esté prendido y que no hay ningún peligro de incendio o explosión.
· Procure no almacenar productos inflamables.
· No permitan que sean arrojados líquidos inflamables en alcantarillas porque pueden ocasionar graves incendios y explosiones por acumulación de gases.
· Ser muy cuidadoso en el manejo de estufas de gas y gasolina.
· Reparar las instalaciones eléctricas defectuosas. No usar cables o cordones eléctricos pelados, unidos a las instalaciones eléctricas.
Qué hacer en un incendio y cómo ser efectivo.

No Grite, No Corra, No Empuje. Estas reacciones causan pánico general. A veces este tipo de situaciones causan más muertes que el mismo incendio.

Llamar inmediatamente a los Bomberos.

Buscar el extintor más cercano y tratar de combatir el fuego. Recuerde que no todos tienen la misma función. En caso de no saber manejar el extintor, buscar a alguien que pueda hacerlo por usted.
Recuerde que hacer en caso de incendio, si el fuego es de origen eléctrico. Por nada intente apagarlo con agua.

Si no es es posible contener el incendio evacuar la zona. Bajar por las escaleras de emergencia, por ningún motivo usar ascensores. Cerrar puertas y ventanas para evitar que el fuego se extienda, a menos que éstas sean las únicas vías de escape.

Cuando se incendia una estufa, colocar trapos mojados para sofocar las llamas, o usar arena, tierra o sal.  Si se encuentran en un lugar lleno de humo, salir agachados cubriéndose nariz y boca con algún textil húmedo, pues el humo tiende a subir y se pueden morir asfixiados.

Si la ropa se incendia no correr, de ser posible cubrirse con una manta para apagar el fuego, en cualquier caso, siempre arrojarse al suelo y rodar girando sobre sí mismo.

En caso de que el fuego tapone las salidas, no se desesperarse. Colocarse en el sitio más seguro y espere a ser rescatados. Si hay humo, colocarse lo más cerca posible del piso y desplazarse gateando. Cubrir la nariz y la boca con un trapo, de ser posible húmedo.

En el momento de la evacuación seguir las instrucciones del personal técnico, quienes indican que hacer si hay un incendio con el total conocimiento y experiencia.

Una vez iniciada la evacuación no se devolverse por ningún motivo. Que hacer en caso de incendio cuando este se ha controlado

· Retirarse del área incendiada porque el fuego puede reavivarse.
· Reunirse con los familiares y vecinos. Procurar tranquilizarlos.
· No interferir con las actividades de los bomberos y rescatistas.
· Una vez extinto el incendio, retirarse de allí, ya que es posible que el fuego haya debilitado la resistencia del lugar, o de hayan agrietando columnas u otros elementos que se puedan caer.
· No regresar al lugar del incendio a no ser que se encuentre capacitado y en condiciones de combatirlo.
· Informar a los bomberos, los lugares donde es posible que el incendio surja nuevamente.
· Que hacer en caso de incendio y hay quemaduras? Lavar la parte afectada con agua fría y limpia. Nunca reviente las ampollas.
· No desprender trozos de ropa pegados a las quemaduras, porque esto aumenta el dolor y causa más daño.
· Nunca aplicar sobre las quemaduras café, arena, aceite ni sal.
· Atienda las indicaciones del Comité de Emergencias.

La principal medida de prevención es evitar que se forme el triangulo de fuego. Si conseguimos evitar que los materiales combustibles con los que vivimos: gas propano, papeles, ropa, vegetación, otros, tengan contacto con una fuente de calor (cortos circuitos, velas, fósforos, pólvora, etc.) los incendios no ocurrirán.

Es imprescindible contar con los extintores de diferente tipo, disponibles y debidamente cargados. Y sobre todo, saber cómo usarlos y que hacer si hay un incendio.

Recordemos que la peor tragedia es aquella para la cual, nunca nos preparamos. Necesitamos saber qué hacer si hay un incendio. El desconocimiento, la imprudencia, la desorganización y la poca preparación han generado a nivel general muchas tragedias. Habitualmente la persona que sobrevive a los desastres no es la más fuerte, sino la mejor preparada.